Los Resultados De La Organización Están Directamente Relacionados Con El Desempeño De Los Empleados.

Los resultados de la organización están directamente relacionados con el desempeño de los empleados.

    Soy un auténtico defensor de un cambio estratégico en los departamentos de Formación y Desarrollo (FyD) hacia una posición más cercana a negocio. De hecho, creo que se trata de un cambio que se apoya en una lógica fuera de toda duda, puesto que los resultados de una organización están intrínsecamente relacionados al desempeño humano y organizacional.

    Los responsables de FyD son los verdaderos expertos en adquisición de hábitos y cambio de conductas a través del aprendizaje. Es lógico pensar que se trata de los profesionales idóneos para provocar cambios de la “performance” dentro de las organizaciones dirigidos específicamente a obtener los resultados deseados.

    ¿Qué ha sucedido entonces?, ¿Qué ha hecho que los profesionales de FyD no hayan asumido una función que les es tan propia?. Sinceramente creo que los factores son muchos, aunque muy poco conocidos. FyD tradicionalmente se ha dedicado a cubrir necesidades más que oportunidades. Además, lo han hecho con escasez de herramientas, únicamente aquellas propias del aprendizaje formal, que por propia naturaleza propician cambios individuales basados en la adquisición de conocimientos. Han desaprovechado mayoritariamente el alcance del aprendizaje informal que genera cambios a un nivel más amplio, impactando sobre el desempeño organizacional.

    Tradicionalmente, los profesionales de FyD han analizado las necesidades competenciales de las personas en base a los requerimientos de la compañía.

    Sin embargo, se han olvidado de elaborar herramientas que les permitan analizar el gap entre el desempeño real de la organización y el desempeño deseado para conseguir trabajar sobre aprendizajes que tengan impacto sobre los resultados de negocio.

    Por este motivo, gran parte de las propuestas formativas diseñadas por FyD acaban en resultados similares: programas formativos que adiestran en la mejora de competencias, pongamos por caso, para la comunicación, la gestión del tiempo o la mejora del liderazgo.

    Como vemos, los factores que explican la escasa orientación a resultados de negocio de los profesionales de FyD son variados. Sin embargo, el no disponer de un modelo explicativo que nos permita visualizar en qué situación nos encontramos es determinante. En este sentido me gustaría presentaros la teoría de Jos Arets y sus cuatro modelos de negocio de los departamentos de FyD. Que es un buen punto de partida para iniciar la transición hacia un modelo que impacte en resultados.

    Arets establece dos ejes fundamentales. El eje horizontal representa la transición entre un foco basado en Recursos Humanos y otro centrado en responder a las necesidades del negocio. El eje vertical representa la transición entre estrategia y operaciones.

    Los dos ejes crean cuatro cuadrantes que representan 4 modelos de negocio propios de los Departamentos de Formación y Desarrollo. A un lado quedarían los modelos de negocio basados en el aprendizaje: Order Taker y Learning Enabler. Al otro lado encontramos los modelos centrados en el negocio: Performance Enabler y el Value creator. Estos modelos proponen una transición a los profesionales de FyD, desde una posición más operativa y centrada en las necesidades de los recursos humanos de la compañía a otra más estratégica y enfocada a las oportunidades de negocio.

    En el modelo de Order Taker encontramos aquellos Departamentos de Formación y Desarrollo que se focalizan exclusivamente en encontrar formaciones que respondan a las exigencias de su cliente interno. En el modelo Learning Enabler encontramos una visión más estratégica pero igualmente centrada en el aprendizaje. Son departamentos de FyD que se centran en analizar, elaborar, implementar y evaluar los procesos de aprendizaje requeridos para mantener las competencias. su discurso sigue siendo educacional. El modelo de Performance Enabler ya establece su foco, por primera vez, en el negocio. Aquí el objetivo es ayudar a los equipos y a las personas a trabajar mejor y hacer mejoras continuas en el desempeño de sus tareas. Finalmente, Value Creator es un modelo centrado plenamente en soluciones 702010 que pone su foco en el análisis de nuevas oportunidades de negocio junto a los Managers de la compañía para desarrollar un desempeño organizacional más productivo.

    ¿Preparados para este cambio de foco?

    Disponemos del modelo idóneo, de una hoja de ruta bien definida y testada para generar el cambio de cultura que requiere esta transición, tenemos las herramientas necesarias basadas en el “learning by doing” y en soluciones 702010. En mis reuniones con Managers de Desarrollo y Responsables de Formación observo ganas y necesidad de este cambio de paradigma, pero salir de la zona de confort nunca es tarea fácil. Encantados de ser los instigadores de un cambio con tantas posibilidades.

    Autor: Miquel Casas Hilari